Planificación estratégica personal: 7 Claves que te proyectarán al éxito

La Planificación Estratégica Personal es el camino que une dos posiciones. Primero lo que somos o dónde estamos y segundo el lugar a dónde queremos llegar o lo que deseamos ser en el futuro, por tanto la planificación estratégica personal se utiliza para ir donde quiera que estés a donde quieras ir.

Si muchas veces, la queja en el entorno laboral, es que somos bomberos que estamos apagando fuegos,  debido a que consideramos que no se ha planificado, no se  han puesto los medios necesarios y no se ha prestado la atención debida, entonces  aplicando la misma reflexión,  la causa de muchas de las insatisfacciones  en nuestra vida, es que no sabemos que queremos, cuáles son nuestras prioridades y como vivirlas. Para saberlo, lo primero que tenemos que tener claro es la dirección que queremos marcar.

Nunca hay viento favorable para el que no sabe hacia dónde va. – Séneca.

Desde mi punto de vista siempre he considerado la planificación estratégica personal como la primera actividad a realizar, antes que cualquier otra cosa en nuestra vida, porque planificar otorga sentido y direccionalidad. No vale decir que no tengo tiempo porque  cuando algo es verdaderamente importante, siempre se le saca tiempo. ¿Es que no es importante quien eres, que quieres y cómo vas a conseguirlo?

Esta herramienta es una manera sistemática de pensar y actuar. Tu capacidad de pensar, planificar, actuar y decidir determina el curso de tu vida. Con esta herramienta, nuestro propósito vital se traduce en objetivos concretos que facilitan la consecución de nuestras metas vitales y por tanto sentirnos más realizados y satisfechos.

En nuestra vida hay momentos en los que conviene hacer un alto, para reflexionar y reorientar nuestros objetivos, esclarecer nuestros sueños y desarrollar la visión de nuestro futuro. Puede que ahora sea uno de ellos. Si lo es, te recomiendo, para empezar, que te hagas estas preguntas y las reflexiones con profundidad, no valen las respuestas automáticas, deja que tu mente navegue en su interior:

  1. ¿Quién eres?
  2. ¿Qué quieres?
  3. ¿Qué sabes hacer?
  4. ¿A dónde vas?

La mayoría de las personas empiezan por la tercera ¿Qué sabes hacer? Y no se pregunta antes ¿Quién eres? ,  ¿Qué quieres? Sin esas respuestas, desde mi experiencia  uno difícilmente puede orientarse en su camino profesional y personal.

El proceso de planificación estratégica divide la vida en 8 áreas que te permiten aclarar en cada área qué quieres y lo que tienes que hacer para obtener en cada área lo que quieres.

Áreas: Salud, Dinero, Amor, Trabajo, Desarrollo personal, Amigos y Familia, Ocio, Entorno.


Lo primero que debes de hacer es calificarte en cada área, en una escala del 1 al 10. 1 es la más baja y 10 es la más alta. Una vez que lo hayas hecho descubrirás que la mayor parte de tu estrés e infelicidad proviene del área en que te has calificado peor.

Los siete pasos para la planificación estratégica personal son:

  1. Valores: ¿Cuáles son tus valores que más te importan en cada área de tu vida?
  2. Visión: Si tu vida fuera perfecta en esta área dentro de cinco años ¿Cómo sería?
  3. Objetivos: ¿Qué objetivos específicos debes lograr para cumplir con tu visión futura en esa área?
  4. Conocimiento y habilidades: ¿En qué áreas tendrás que destacarte en el futuro para conseguir tus objetivos y completar tu visión?
  5. Hábitos: ¿Qué hábitos específicos de pensamiento y acción necesitas para ser una persona capaz de alcanzar los objetivos que te has marcado?
  6. Actividades diarias: ¿Qué actividades específicas tienes que ejecutar cada día para asegurarte de que eres la persona que quieres llegar a ser y alcanzar los objetivos que te has propuesto?
  7. Acciones: ¿Qué acción específica o acciones vas a emprender inmediatamente para empezar a concretar tu visión ideal futura?

La calidad de tu pensamiento determina la calidad de tu vida. Cuánto mejores sean las preguntas que te haces, mejores respuestas obtendrás de ellas.  Tu mundo exterior es un reflejo de tu mundo interior, para cambiar cualquier cosa en tu mundo exterior, debes empezar cambiando lo que te acontece en tu mundo interior.

Demasiadas personas gastan su tiempo, es decir su vida, en hacer cosas que no les llenan, en llamar la atención y satisfacer a personas que no les aportan ni verdaderamente les importan

Cuanto más claro tengas quién eres, qué quieres y que tienes que hacer para conseguirlo, más rápido avanzarás. Conseguirás mucho más y tu vida será mejor en cada área. Si necesitas apoyo búscate una persona de referencia que haya logrado lo que tú quieres o a un coach.

Es hora de ponerte en marcha y mirarte más de cerca.

Hasta pronto

¿Quieres recibir los artículos de Project Coaching en tu e-mail en el día de su publicación? Suscríbete en la sección “artículos en tu email” de Project Coaching

60 comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *