Aprende, mejora, supérate: Claves para tu plan de desarrollo

El futuro pertenece a gente que es muy buena en lo que hace y que mejora cada día. Mi vida mejora solo si yo mejoro. Para ser mejor, cada día debó aprender más y agregar más valor.

Los que están aprendiendo heredarán la tierra, mientras que los que ya saben estarán perfectamente equipados para vivir en un mundo que ya no existe – Eric Hoffer

La gente orientada al crecimiento está comprometida consigo misma y con su futuro. Anhela aprender y practicar ideas nuevas,  métodos y estrategias. Tiene hambre de nueva información y experimentación. Como una esponja, absorbe todo lo que puede de cada fuente que le rodea.

Nuestra mente es nuestro bien más valioso. Me gusta la frase de Derek Bok, ex presidente de la Universidad de Harvard que dijo  “Si crees que la formación es cara… prueba la ignorancia”. Piensa, por ejemplo, que si inviertes tanto dinero cada año para desarrollarte como gastas para mantener en funcionamiento el coche, te puedes convertir en una de las personas más competentes de tu profesión.

Goethe escribió una vez “Para tener más, primero debes ser más”. Para lograr más en nuestro mundo exterior, debemos trabajar en nuestro mundo interior, en el desarrollo de uno mismo. No hay atajos que funcionen para siempre, no hay otro modo

La ley de la causa y efecto dice que todo acontece por una razón. El éxito no es un accidente. La gente exitosa en un área suele ser la que ha aprendido la relación de causa y efecto entre lo que quiere y como obtener lo que quiere.

La mayoría de la gente se contenta con mucho menos de lo que es capaz y crea toda suerte de justificaciones y racionalizaciones para justificar su pobre rendimiento. Se convence o se deja convencer, casi sin pruebas, de que carece del potencial o de la capacidad de otros que lo hacen mejor. Se contenta con una existencia mediocre en lugar de dedicarse a romper sus grilletes mentales y escapar de su propia cárcel mental.  En mi caso estoy comprometido con romper mis grilletes y avanzar en el camino del aprendizaje que es la vida (Enlace al artículo de como desarrollar tus ideas y utilizar tu talento ).

Nadie es mejor que uno, ni más listo. Puede que lo sean en algún sentido, por lo menos de momento. Cualquier cosa que haya hecho otro, dentro de ciertos límites, también lo podemos hacer.

El desarrollo personal y profesional es la herramienta más poderosa que podemos utilizar para conseguir cualquier objetivo que nos hayamos propuesto. Nos podemos desplazar desde cualquier lugar donde nos encontremos hasta dondequiera que deseemos ir si aprendemos cómo otros lo han hecho antes que nosotros y seguir el camino que ellos ya recorrieron.

Uno de los principales obstáculos para cualquier cambio y en especial para el aprendizaje es el miedo a cometer errores o a no ser capaz de satisfacer las expectativas (o la que los demás tienen de uno). La principal motivación consiste en evitar el fracaso y habitualmente se juega a no perder. Desde luego que si no tomamos decisiones no nos equivocaremos nunca.

Pat Riley, ex entrenador de baloncesto, escribió: “Si no mejoras estas empeorando”.

Creo firmemente que no aprender es una receta segura a largo plazo para el «verdadero fracaso». Para aprender debemos  salir de nuestra zona de confort y arriesgarnos a fracasar. A la larga, aceptar los desafíos en lugar de evitarlos tiene un mayor efecto sobre nuestra autoestima que ganar o perder, fracasar o triunfar, porque nos damos cuenta de que lo que siempre nos había dado tanto miedo – fracasar – no ha sido tan terrible como pesábamos. Por tanto, debemos interiorizar la importancia del fracaso como una oportunidad de aprendizaje. Solo podemos aprender a superar el fracaso experimentándolo, enfrentándonos a él.

Estas son algunas preguntas clave que se pueden hacer a la hora de poner en marcha el plan de aprendizaje:

  1. ¿Cuáles son las áreas de resultados clave de mi trabajo?
  2. ¿Qué conocimientos adicionales necesito para ser de los mejores en mi campo?
  3. ¿Qué habilidades adicionales debo adquirir para realizar mi trabajo excelentemente?
  4. ¿Cuál es mi plan para adquirir y/o sobresalir en las esas habilidades cruciales?
  5. ¿Qué habilidad o capacidad si la desarrollo y la practico de manera excelente,  tendría el mayor impacto positivo en mi vida y en mi carrera’?

Como hablábamos en el artículo “planificación estratégica personal” primero determinamos los valores, la visión, los objetivos  y el conocimiento y habilidades que necesarios para lograrlos, escogemos como vamos a medir el progreso y después hacemos algo cada día, algo que nos mejore en algún sentido como puede ser leer, asistir a cursos, escuchar programas de audio, buscar un Coach, ver videos por ejemplo de SmileChannelTV, practicar nuevas habilidades, etc.

Evoluciona, supérate, sé todo lo que eres capaz de ser.

Hasta pronto

¿Quieres recibir los artículos de Project Coaching en tu e-mail en el día de su publicación? Suscríbete en la sección “artículos en tu email” de Project Coaching

7 comentarios

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *